Salud y bienestar animal

Ola de calor, cuida sus almohadillas

Con este calor infernal el asfalto y la arena de la playa queman. Comprueba la temperatura del suelo que pisa tu peludo tocándolo durante 5 segundos. Si no puedes aguantar porque te quema, no obligues a tu perro a caminar por él.


Busca lugares con césped o hierba y árboles con una buena sombra para el paseo. Evita las horas centrales del día y lleva agua para beber y refrescarle (si no quieres cargar con una botella para él, un buen truco es usar una bolsita limpia de las cacas a modo de bebedero). No hay protector de almohadillas que le proteja de este calor, a no ser que le pongas protecciones físicas de tipo bota/calcetín. Sus almohadillas son muy sensibles y se queman con facilidad.

Para cuidar sus almohadillas existen bálsamos muy buenos en el mercado. Si no tienes ninguno en casa puedes usar un poco de aceite de oliva, manteca de karité, vaselina o un poco de bálsamo labial natural (esporádicamente). Por favor, no le dejes solo en el coche ni un segundo, tu perro podría morir en pocos minutos.